En 2007, la población nepalí de Simigoan, un pequeño pueblo sherpa a 2.000 metros de altitud situado en la ruta hacia el campo base de “Gaurishankar”, uno de los sietemiles de la Cordillera del Himalaya, decidió instalar una central minihidráulica con la que aprovechar el flujo de agua del río “Tama Koshi” para producir electricidad.

Saclima Solar Fotovoltaica

Simigoan, en pleno Himalaya – Fuente: Victron Energy

A pesar de la esperanzadora solución que suponía esta central para el pueblo, debido a la degradación del sistema hidráulico, la instalación hidráulica comenzó a disminuir su rendimiento y sólo permitía utilizar la electricidad durante la noche.

Pero el empeoramiento de la central no fue lo peor que podía sufrir este pequeño pueblo.

En 2015, el catastrófico terremoto que tuvo lugar en toda Nepal golpeó también a Simigoan. Este derruyó la mayoría de los edificios construidos, entre los que se encontraban la clínica sanitaria, que fue destruida por completo junto a todo el equipamiento médico, y la escuela recién construida, afortunadamente sin que ninguno de los habitantes sufriera ningún daño.

Saclima Solar Fotovoltaica

Alumnos de la escuela de Simigoan – Fuente: Victron Energy

La situación del pueblo por aquel entonces hizo que cesara el flujo de escaladores que utilizaban Simigoaan como punto de descanso y abastecimiento previos a la escalada, lo que afectó a la economía local. 

Tras duros meses de trabajo, ya a finales de 2016 apuntaba a la esperanza: La escuela había sido reconstruida, una clínica temporal se estableció para asegurar la asistencia médica y se reconstruyeron edificios utilizando técnicas anti-terremoto.

A pesar de ello, y aunque la central minihidráulica se pudo volver a poner en marcha, seguía siendo capaz de suministrar sólo energía durante la noche y era muy urgente conseguir un suministro eléctrico continuo para que la vida del pueblo retomara la normalidad.

¿Qué solución se podía aportar al problema del suministro eléctrico? La energía solar fotovoltaica, a través de los inversores Victron, tenía la respuesta.

Saclima Solar Fotovoltaica

Instalación del sistema fotovoltaico aislado – Fuente: Victron Energy

Peak Power, un especialista local en energías renovables, diseñó e instaló un sistema en el que los paneles solares suministraban energía a un sistema trifásico de inversores Victron Multiplus de 5 KVA que se complementan con dos reguladores de carga MPPT. Estos se encargan del suministro a las cargas durante el día y a un banco de baterías de 600Ah, que complementa la energía proporcionada por la central minihidráulica durante la noche.

Saclima Solar Fotovoltaica

Instalación y transporte de los inversores/cargadores Victron Multiplus – Fuente: Victron Energy

Para asegurar un control y monitorización excelentes, algo más que aconsejable en este tipo de instalaciones aisladas, Peak Power instaló un monitor de baterías BMV-702 y un Color Control GX para además tener la posibilidad de gestionar el funcionamiento de los inversores y demás equipos de la instalación.

Gracias a ello, Simigoan disfruta ahora de electricidad durante el día y la noche y la energía solar fotovoltaica les proporciona una flexibilidad mayor al no depender sólo de la central minihidráulica.

¿Necesitas más información sobre el funcionamiento de los inversores Victron en instalaciones aisladas? Puedes contactar con nosotros aquí o a través del 96 151 70 50.

Artículo publicado en el Blog de Victron Energy y editado por Saclima Solar Fotovoltaica.